La lectura afecta al estudio.

Los chicos leen de forma muy lenta y no entienden lo que leen. La escasa comprensión, lenta velocidad, 
falta de concentración y de asimilación de contenidos, son problemas que se detectan en el alumnado.  Son problemas que están en el origen del fracaso escolar y que requieren una intervención inmediata.

“Quien lee mal estudia mal. Muchos de los problemas de fracaso escolar tienen su origen en los problemas de lectura.”

La ausencia de hábitos lectores desencadena falta de hábito en el estudio. El bajo nivel de lectura y comprensión que manifiestan un gran número de alumnos incide negativamente en la calidad del estudio.

Al no disponer de recursos para el estudio, los alumnos no desarrollan las competencias básicas que les capaciten para estudiar de forma ordenada y metódica. Esta situación, además, les genera una gran ansiedad e inseguridad, lo que tiene graves repercusiones en los resultados.

Estas carencias conllevan además, una preocupante incompetencia en la capacidad expositiva y dialéctica en los escolares.

Se hace necesario un cambio profundo en el proceso de aprendizaje de la lectura para resolver todos los problemas que ésta genera.

Nuestra amplia experiencia en la enseñanza de una nueva forma de lectura, que convierte a nuestros alumnos en lectores de alto rendimiento, les dota de las mejores herramientas para forjar su futuro. Visita nuestra página http://lekturalia.com donde te explicaremos nuestro método y podrás realizar una prueba de lectura gratuita.